Martes, marzo 31st, 2009 | Author:

Para combatirlas eficazmente habria que dividir las operaciones de ataque en tres períodos: a) Tratamiento de invierno, que consistirá en recoger y destruir por el fuego todas las hojas y tallos que se presenten enfermos después de la floración, y en pulverizar seguidamente con caldo bórdeles al b) Tratamiento de primavera, que consistirá en sumergir los gajos, antes de plantarlos, en una solución de pentasulfuro de potasio al cuatro por mil, antes de plantar definitivamente los gajos enraizados, se efectuará una pulverización con el mismo compuesto y a igual concentración; c) Tratamiento de verano, que consistirá en prodigar de vez en cuando una pulverización preventiva con caldo bórdeles al 1 % y en destruir de inmediato todas las hojas o tallos que presenten síntomas de la enfermedad.
Existen algunas otras enfermedades criptogámicas que atacan al crisantemo, pero si se sigue un plan de lucha como el indicado para la Roya, no habrá necesidad de prestarles mayor atención.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in