Sábado, febrero 14th, 2009 | Author:

En la reproducción “asexual” o “vegetativa”, los caracteres de la planta hija serán exactamente los mismos de los de la planta que procede. Como única excepción de lo que antecede podrían mencionarse a ciertos injertos en donde el “pie” o “patrón” tiene influencia para transmitir nuevos caracteres a la “púa” o injerto propiamente dicho; estos son los que se denominan “híbridos por injerto”.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response

  1. 1
    Omoh 

    No, es que el jardín me lo haría yo a mano eh? xDVamos, lo digo pquroe comprar uno tiene que salir por un ojo de la cara, y si los monjes budistas se hacían los suyos propios, yo no voy a ser menos.Mira, coges gravilla de algún lado, y unas piedras más o menos bonitas (y que sean grises preferentemente, que quedan más elegantes) y con formas raras. Coges una superficie, le metes la arenilla y colocas cuatro piedras por ahí, y luego entorno a las piedras haces ondas con los dedos o con un rastrillito si quieres ser más fino.O sino, quitas las piedras, te lias a poner ondas haciendo formas raras, lo cubres con un buen cristal y ale, a poner cosas encima, como si fuese una mesita (para esto ya necesitas seguir un capitulo de bricomanía, pero bueno).

Deja un comentario » Log in