Martes, enero 27th, 2009 | Author:

Con respecto a la época en que deben llevarse a cabo las operaciones de enmienda, puede expresarse en forma general que: aquellas que solo representan un proceso físico (arenosas, arcillosas) pueden ser realizadas en cualquier época del año y con cualquier antelación a la plantación, mientras que las que representan un proceso químico o físieoquímico (calcáreas y humiferas), se realizarán con una anticipación de dos o tres meses a la siembra, y preferentemente en épocas de calor.
La manera de proceder para enmendar un suelo depende de las posibilidades prácticas y de la extensión de la superficie a tratar. El método importa poco; lo principal es que las substancias enmendaduras se distribuyan uniformemente por el terreno y queden íntimamente mezcladas con las tierras a corregir. Cuanto mayor sea la perfección de estos trabajos, mejores serán los resultados que se obtendrán en el futuro.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in