Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

TERRAZAS. Cuando dentro de un jardín existen oes-niveles, se puede salvar la situación muy elegantemente construyendo terrazas. Esto dará la posibilidad de convertir cada terraza en un jardín con características propias, cuya belleza puede ser realmente imponderable. Pero como la confección de tales adornos entraría de lleno en lo que podríamos llamar “alta jardinería’*, y nosotros somos lo suficientemente pruden tes de no abarcar temas imposibles de desarrollar en este sitio pondremos aquí punto final al título.
ESCALERAS. Si bien la función específica de una escalera es la de permitir el ascenso o descenso cómodo cuando existen desniveles que franquear, desde el punto de vista de la jardinería debe constituir, además, un elemento decorativo. Para cumplir con este último requisito, deben intervenir lo que podríamos llamar la “arquitectura” de la misma y la “ornamentación” vegetal.
Para que una escalera sea cómoda cada peldaño ha de tener una altura de unos 15 centímetros y un largo da 35; además, en lo que respecta a su largo total, se considera que debe ser, aproximadamente, el doble de su altura total. Si no hubiese espacio o resultase demasiado larga, puede apelarse al expediente de doblarla.
En cuanto a lo que respecta a la arquitectura de una escalera, debemos recomendar la mayor sobriedad posible. La verdadera ornamentación correrá por cuenta de la jardinería. A título de ejemplo se ha ilustrado en la figura 2 algunos tipos de escaleras recomendables.
Una escalera puede vestirse de muy diversas formas. Así por ejemplo, con cajoneras laterales, con plantas y flores entre los peldaños, con vegetación lateral en forma de avenida, cen tinajas, figuras de animales, etc. Repetimos que desgraciadamente todo esto sería muy largo de describir, por lo que no nos queda más recurso que tomar nota y remitimos a la figura correspondiente. Por otro lado, las disposiciones posibles son poco menos que infinii – y dependerán, más que nada, del buen gusto del constructor.
PERGOLAS. Alguien dijo que el emparrado, precursor de la pérgola, nació al reunir el hombre lo práctico con la confortable. De la pérgola puede decirse, pues, al reunir lo bello y poético con lo confortable.

Categoría: General
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response

  1. 1
    andre 

    Este ess un buen redaccion . Felicidades de nuevo.

Deja un comentario » Log in